Lo que dice el Papa va a misa…o a bodega…

In Sin categoría by Rosa María Pascual VicianaLeave a Comment

Una de las anécdotas que recuerdo de la bodega Palomillo, en Vélez Rubio (Almería), y que fue decisiva a la hora de plantearse el camino que debíamos seguir…

Lo recuerdo como si fuera ayer, todo pasó una mañana de Junio de 2015 cuando al llegar al viñedo descubrimos que todo el esfuerzo dedicado durante los últimos 4 años no iba por buen camino. Problema que pudimos solucionar con tesón y trabajo, aunque las expectativas que nos daban no eran nada buenas, arrancar el viñedo y esperar 10 años para desinfectar el suelo. La decepción e impotencia era desmesurada. Un día horroroso sin lugar a dudas, de los pocos que recuerdo en mi carrera. Fue en la vuelta a casa cuando por capricho divino o porque la carretera sinuosa que lleva a la bodega dejaba entrever de vez en cuando una señal, la radio comenzó a hablar, un locutor retransmitía un resumen de la homilía que el Papa estaba dando en Sudamérica, hablaban sobre las bodas de Caná, en las que Jesucristo convierte el agua en vino.

No se si eso iba dirigido a nosotros, nadie en el coche dijo nada, cada uno estaba absorto en su pensamiento y dejamos que la radio siguiera su curso. En todo caso, esa señal se nos quedó clavada en la memoria cuando escuchamos “así que, no se preocupen los bodegueros, porque siempre el mejor vino está por venir”. Después de esto, nos miramos incrédulos y se hizo un silencio extraño, agotador. No se quién soltó la primera carcajada, el caso es que nos reímos y volvimos a nuestras casas.

Esa misma noche, sonó el teléfono y lo cogí, era el bodeguero. Había decidido el nombre del vino que íbamos a sacar esa cosecha 2015. Lo que él no sabía, era que había decidido creer en nosotros, en todo el equipo, en él, en su proyecto. No arrancamos el viñedo y nos pusimos a trabajar, todos a una, es maravilloso ver la supervivencia de una vid. Ese mismo año pudimos sacar la primera cosecha de la bodega. Y claro, no podía ser de otra manera, el nombre del vino estaba claro. ESTÁ POR VENIR.

Y desde entonces ese es el espíritu de trabajo de la bodega: tesón, esfuerzo, crítica y realidad. Y si algo va mal, siempre puedes poner la radio de vuelta a casa…

Rosa Pascual – “el vino de la tierra de uno dice mucho sobre su cultura” 

Leave a Comment